Condiciones comerciales

Proveedor

Todos los presupuestos tienen una validez de 30 días corridos desde la fecha en la cual fueron emitidos para ser revisados y confirmados.

En caso de superar ese plazo, se deberá solicitar una nueva cotización y pierde validez total la propuesta anterior.

Ante una nueva solicitud, la anterior queda sin validez.

Todos los plazos informados de entrega son estimados, ya que cada proyecto requiere de un análisis y seguimiento interno que solo se define desde el momento en que nos involucramos. Esto se debe a que es complejo realizar un cálculo inicial que prevea todas las posibles situaciones que puedan llegar a dilatar un proyecto.

Los archivos de diseño originales (editables en Adobe Illustrator™ o Adobe Photoshop™) y archivos de código de fuente en programación son propiedad de TRIPI.

A menos que se acuerde lo contrario, TRIPI se reserva el derecho de entrega.

El cliente tendrá todo el derecho a uso del trabajo entregado solo en su versión final (no parcial).

TRIPI no se hace responsable por códigos de terceros vinculados a la plataforma sobre la que se trabajará.

El cliente debe garantizar el sistema de backup y de compatibilidad del código programado.

En caso de no estar alojados en servidores propios de hosting y existan problemas, TRIPI no se responsabiliza por incompatibilidad o cambios técnicos posteriores a la entrega (esto incluye herramientas externas como API o Web Services [WS] y sus limitaciones).

El proyecto inicia con el anticipo del 50 %. El restante 50 % será contra entrega o publicación online. El cliente asume de total conformidad los servicios brindados.

A partir de que se aprueba el presupuesto, se asigna fecha de comienzo y fin al proyecto. De este modo, se cumplirá en tiempo y forma y de común acuerdo.

Si el cliente cancela el proyecto durante el desarrollo o no responde por 30 días de corrido emails o llamados con definiciones concretas para avanzar o finalizar el trabajo, se perderá el anticipo y se solicitará el pago total según el estado del avance del proyecto.

Toda solicitud de soporte y asistencia que no sea ingresada en el tiempo acordado de trabajo en un plazo de treinta días siguientes a la fecha en la que concluyó el servicio será cobrada.

TRIPI ofrece servicios y soluciones en internet y tiene una metodología de trabajo totalmente online. De esta forma, se aprovecha al máximo la conectividad, ya que todo el equipo se encuentra distribuido en distintos puntos geográficos. Las reuniones o avances se concretarán a través de emails, Skype u otros medios remotos, siempre acordando fecha y hora con base en disponibilidad.

No se realizan reuniones personales.

El presupuesto incluye hasta dos instancias de revisión y ajuste por entrega sobre el acuerdo inicial. No podrá modificarse el alcance del proyecto durante el proceso, a menos que se acuerde comercialmente lo contrario y se replantee el documento de funcionalidad.

En caso de incumplirse plazos por falta de atención u otro motivo que dificulte el cierre del proyecto, habrá una penalización del 3 % diario del valor de la factura a menos que se acuerde vía email la ampliación de los tiempos.

Revise el apartado de compatibilidad para conocer sobre la tecnología y las plataformas en las que funciona el proyecto cotizado.

TRIPI se reserva el derecho a denegar o cancelar los servicios contratados, ya sea con o sin notificación previa, si el usuario incurre en alguna conducta o actividad que resulte violatoria de cualquiera de los términos y condiciones estipulados en el presente contrato. Esto también incluye violaciones a leyes regionales, nacionales o internacionales vigentes o por cualquier otro motivo considerado suficiente. En este caso, el usuario se responsabilizará por las consecuencias resultantes de la cancelación del servicio.

TRIPI se reserva el derecho a incluir su firma digital en todos sus proyectos (siempre en segundo plano). Además, al contratar nuestros servicios, el cliente autoriza a TRIPI a publicar el trabajo en el porfolio y hacer mención de su marca o logo en donde se hace referencia al vínculo comercial existente o anterior a la fecha. Esto es vigente también si se trata de un proyecto tercerizado, por lo que el mediador deberá solicitar autorización a su cliente y con la aceptación de la propuesta queda debidamente notificado.